El mágico barrio de San Blas en Cusco

Una experiencia inolvidable en Perú no estaría completa sin explorar el fascinante barrio de San Blas en Cusco. Cada rincón de este lugar, desde sus pintorescos callejones hasta su encantadora plaza y pequeña iglesia, junto con sus vibrantes bares y restaurantes, lo convierten en uno de los destinos más encantadores de la ciudad. Este animado barrio es conocido como el hogar de artistas y artesanos, lo que agrega un toque creativo a su ambiente único. 

El balcón de Cusco

El distrito de San Blas, también apodado el «Balcón del Cusco» debido a su ubicación en las alturas de la ciudad, brinda a los visitantes vistas impresionantes de Cusco y sus alrededores. Este destino merece ser explorado durante tu viaje a Perú, ya que ofrece una perspectiva única y hermosa.

Durante el día, San Blas se sumerge en una atmósfera apacible y atemporal que se puede experimentar al caminar por sus adoquinadas calles. Cada paso es como un viaje en el tiempo, transportándote lentamente al Cusco de los Incas, cuando San Blas era conocido como Totocachi.

Al caer la noche, el distrito cobra vida de una manera completamente diferente. Las casas coloniales, que albergan talleres y tiendas de arte, despiertan de su tranquilo letargo diurno. Las calles se llenan gradualmente de músicos, creando conciertos improvisados que dan ritmo a todo el barrio. Los sábados, la energía del barrio se intensifica con ferias, exposiciones de arte, platos típicos, bailes y música. Los irresistibles aromas de la cocina peruana llenan el aire, creando una experiencia sensorial única.

¿Qué ver y hacer en el Barrio de San Blas en Cusco?

Aquí te presento algunas recomendaciones:

La Piedra de los Doce Ángulos

Ubicada en la calle Hatun Rumiyoq, cerca del palacio de Inca Roca, esta enigmática piedra es un testimonio del genio inca y destaca su habilidad para construir estructuras que se complementara.

Cuesta de San Blas

Esta empinada calle, al final de Hatun Rumiyoc, alberga las mejores colecciones de arte, boutiques, galerías y talleres, llevándote a la encantadora plaza del barrio.

Plaza San Blas y su Iglesia

Disfruta de la pequeña pero agradable plaza, siéntate frente a la fuente y absorbe la magia del lugar. La iglesia, construida en 1563, presenta un impresionante púlpito de cedro tallado atribuido a artesanos nativos y hermosas obras de arte en su interior.

Galerías de arte en San Blas

En lo alto de la calle Hatun Rumiyoc, justo antes de la plaza San Blas, se encuentra la galería de exposiciones y ventas del célebre artesano cusqueño Hilario Mendivil. Este artista fue uno de los mejores en cuanto a la imaginería tradicional. Su arte es fácil de reconocer ya que los cuellos de sus obras son alargados, inspirados en llamas y alpacas. Las obras de Hilario Mendivil le han valido numerosos premios y le han permitido ser considerado Patrimonio Cultural de la Nación. También realizó esculturas de vírgenes y santos. Aunque Hilario Mendivil y su esposa ya se fueron, su familia sigue creando maravillosas obras de arte.

La Galería Familia Mérida está ubicada en la calle Carmen Alto, San Blas. El trabajo de Edilberto Mérida se alejó de la imaginería tradicional al agregar un toque europeo a su obra. Mérida crea obras desproporcionadas, con manos grandes y pies enormes y, aunque ha hecho obras religiosas, la mayoría son costumbristas. (Pueblos indígenas con rostros de dolor por la opresión que han vivido en algún momento de su historia). Una de sus obras más reconocidas es un Jesús indígena, en el que logra unir el sufrimiento de Cristo con el de los indígenas, la magia de San Blas definitivamente lo convierte en uno de los mejores lugares para visitar en Cusco. 

Visitar el barrio de San Blas en Cusco es sumergirse en un rincón del paraíso terrenal, donde la piedra y las casas coloniales te transportan a una experiencia única. ¡No puedes perderte este fascinante barrio durante tu estadía en Cusco!

Leave a Reply

Follow us on Facebook

REVIEWED ON:

Learn about our 1 day tours

Reservar